Skip to content

 Cómo lidiar con la impotencia sexual emocional y terminar con el problema

13 Diciembre, 2019
psicólogo en línea

La impotencia sexual emocional se ha vuelto cada vez más común en estos días. Así que preparamos este artículo para mostrarle algunas formas de tratarlo.

Los casos de impotencia sexual emocional son cada vez más comunes en estos días. Se desarrollan por una serie de problemas y problemas que pueden afectar gravemente la salud mental y física de las personas.

En aras de la claridad, hemos preparado este artículo con consejos sobre cómo lidiar con la impotencia sexual emocional y superarlo. Rastrea y descúbrelo.

Comprender más sobre la impotencia sexual emocional.

La impotencia sexual emocional es un trastorno físico promovido por un problema de salud psicológica. Algunas emociones generan altos niveles de adrenalina, un neurotransmisor que impide que los hombres tengan erecciones.

Cuando estas emociones son constantes, el hombre desarrolla una imagen crónica de impotencia sexual emocional. Por lo general, este problema se presenta por un período de menos de 6 meses y la supervisión de un sexólogo en línea y, en algunos casos, incluso medicamentos para la eyaculación precoz son esenciales para resolver este problema.

>> ¡Encuentre un sexólogo en línea y programe su cita hoy!

Causas de impotencia sexual emocional.

Las causas de la impotencia sexual emocional son muchas, y la mayoría de ellas se están volviendo cada vez más comunes en la actualidad. Prueba de ello es el gran aumento de casos de este problema en hombres de 24 a 36 años.

Por lo general, son hombres que no tienen ninguna condición física capaz de promover la impotencia y, sin embargo, les resulta difícil tener erecciones y / o mantenerlas. Las principales causas de impotencia sexual emocional son:

  • Imágenes de ansiedad;
  • Altos niveles de estrés;
  • Trauma posterior al accidente;
  • Temores relacionados con el fracaso sexual y la posibilidad de humillación;
  • Estándares estéticos exagerados;
  • Pérdida de libido;
  • Conflictos emocionales y amorosos;
  • Baja autoestima;
  • Casos previos de abuso sexual;
  • Entre otros.

Posibles tratamientos para la impotencia sexual emocional

La mejor opción de tratamiento para este tipo de problema es la psicoterapia. En él, el paciente podrá exponer su rutina, sus problemas y temores, y el profesional, a su vez, puede encontrar el principal factor motivador de la impotencia sexual emocional y tratarlo de manera más asertiva, solo con una buena conversación y las soluciones. .

En algunos casos, puede ser necesario que el paciente realice cambios en su rutina, como buscar una profesión menos estresante o participar en actividades que puedan tranquilizar al paciente, como la meditación.

En otros casos, es posible que el profesional indique el uso de medicamentos estimulantes, asociados con el tratamiento psicológico. Esta posibilidad es más común en situaciones donde la impotencia sexual emocional se promueve por miedo al fracaso con la pareja.

Conozca algunos signos comunes de impotencia sexual emocional

Al igual que con la mayoría de los problemas de base emocional, la impotencia también tiene algunos signos simples para detectar, y estos son:

  • Uso excesivo de pornografía;
  • Adicción a los sitios y aplicaciones de chat y citas;
  • Sentimiento constante de inseguridad, ira o humillación en una cita;
  • Sensación de ansiedad relacionada con el acto sexual;
  • Capacidad para estar más satisfecho con el sexo virtual que con el real;
  • Preferencia al aislamiento social;
  • Cuadro de depresión.

Los hombres en cualquier etapa de la vida pueden tener problemas emocionales que conducen a la aparición de impotencia sexual, y para probar esto, hay investigaciones que muestran que el 70% de los casos de impotencia sexual son emocionales. Esto se debe a que los pensamientos y sentimientos son fundamentales para el buen funcionamiento general del cuerpo. No solo en relación con la función sexual, sino también con otros requisitos.

Por lo tanto, cada vez que se detecta un cambio en el comportamiento o el funcionamiento orgánico sin una causa física aparente, es importante que se busque ayuda de expertos.

psicólogo en línea