Skip to content

 Humanismo: todo sobre este enfoque terapéutico

24 Diciembre, 2019

En el humanismo, el individuo es visto como un ser holístico. Es decir, en su conjunto, su cuerpo, mente, espíritu y emociones. El ser humano es considerado un ser único, con su psique naturalmente saludable y como un buen individuo. Las personas son seres activos y capaces de desarrollarse en busca de su autorrealización.

El humanismo propone un enfoque terapéutico no directivo y centrado en la persona. Se supone que es el individuo quien tiene la responsabilidad de la conducta y el éxito del tratamiento.

El humanismo es considerado como un enfoque optimista. Hace hincapié en que cada individuo debe convertirse en la mejor persona que quiere y puede ser.

En este artículo, hablaremos sobre el origen de este enfoque terapéutico. También mostraremos cómo contribuye al proceso de desarrollo y autorrealización del individuo.

Origen del humanismo

La psicología humanista se deriva de los principales supuestos de Abraham Maslow, el fundador de la pirámide de necesidades. Fue en la década de 1950 que Maslow se convirtió en uno de los fundadores e impulsores de la escuela de pensamiento de la psicología humanista.

El humanismo fue un movimiento en oposición al psicoanálisis de Freud y al conductismo de Watson. Este enfoque difería de estas teorías porque sostenía que el hombre no estaba gobernado por un inconsciente y ni siquiera por factores externos.

Mientras que el psicoanálisis y el conductismo se centraron en los pensamientos y comportamientos problemáticos del individuo, Maslow se interesó en saber qué hizo felices a las personas y qué hicieron para lograr ese objetivo.

Carl Rogers y la terapia centrada en la persona

Carl Rogers, quien era un psicólogo humanista, más tarde estuvo de acuerdo con las presuposiciones de Maslow y agregó que para que una persona "crezca" y se autorrealice, necesita un entorno que le dé verdad (apertura y revelación), aceptación (ser aceptado como es, sin imponer condiciones) y empatía (ser entendido). Rogers agrega que sin esto, las relaciones y personalidades saludables no se desarrollan como deberían.

Rogers centró sus estudios y atención en el ser humano sano. Por lo tanto, lo consideraba un agente de su cambio, no un ser humano enfermo esperando factores condicionantes. Rogers nombró al individuo como cliente. El objetivo era aumentar su confianza en el proceso, surgiendo así un nuevo concepto de psicoterapia: Terapia centrada en el cliente (persona).

Carl Rogers creía que las personas son naturalmente buenas y siempre buscan su crecimiento personal. Hizo hincapié en la importancia del apoyo incondicional, incluso de psicólogos, para un tratamiento efectivo.

Jerarquía de necesidades de Abraham Maslow

Para Maslow, las personas tienen un deseo natural de ser autorrealizadas. Es decir, ser todo lo que pueden ser. Para esto, buscan satisfacer las necesidades inherentes del ser humano, llamado la jerarquía de necesidades.

La jerarquía de necesidades de Maslow está representada por una pirámide.

Los cinco niveles de necesidades son, de abajo hacia arriba:

  • Necesidades Fisiológicas: comida, agua, sueño, homeostasis (funcionamiento del cuerpo en equilibrio), sexo, respiración, excreción.
  • Necesidades de seguridad: seguridad corporal, familia, empleo, recursos.
  • Necesidades sociales: Familia, amigos, comunidad.
  • Necesidad de estimación: Aprobación de la familia, aprobación de amigos, respeto por los demás.
  • Necesidad de logro personal: Crecimiento personal, autoconocimiento, realización de su potencial, autocontrol, independencia.

Los individuos buscan primero satisfacer sus necesidades fisiológicas. Sin estas necesidades satisfechas, el ser humano no puede avanzar en la jerarquía de necesidades. Una vez que esto ocurre, el ser humano busca satisfacer las necesidades de seguridad. Luego las necesidades sociales. Luego la estima y finalmente, llega a la cima de la pirámide, buscando su autorrealización.

Maslow fue considerado uno de los principales teóricos de la motivación. Para Maslow, las personas tienen un deseo natural de lograr la realización personal y tienen la capacidad de alcanzar sus objetivos de forma independiente y libre.

Principios de psicología humanista

Carl Rogers creía que los humanos tienen un deseo básico, el de autorrealización, es decir, alcanzar el nivel más alto posible de potencial.

Rogers cita el ejemplo de una flor, que crecerá a su máximo potencial si las condiciones como el medio ambiente, el agua y la iluminación son apropiadas. A diferencia de las flores, cada individuo humano es único y se desarrolla de acuerdo con su personalidad, siempre de manera diferente entre sí.

En el humanismo, los seres humanos son vistos como individuos activos y dueños de su realización.

Para Rogers, la capacidad de autodesarrollo está dentro de cada uno. Sin embargo, a menudo está dormida y necesita ser despertada. Este despertar puede ocurrir a través del enfoque terapéutico humanista, con la ayuda del psicólogo. Este último debe actuar sin juzgar y sin dirigirlos a una estrategia sin confrontar primero. Rogers argumentó que el objetivo de su enfoque terapéutico era escuchar al cliente, facilitar la autoconciencia y ayudar a encontrar su definición de personalidad.

Rogers enfatizó creer que las personas son esencialmente buenas y creativas, y que las personas se vuelven destructivas solo cuando un mal autoconcepto y restricciones externas anulan el valor de sus habilidades.

El humanismo y la persona completamente funcional

Una de las contribuciones más importantes de Rogers fue la descripción de una persona completamente funcional que, para él, era el ideal de personalidad que todos los individuos deberían perseguir.

Rogers describe a una persona que busca perfeccionarse para la autorrealización, una persona altamente funcional. Según el psicólogo, cinco comportamientos y características indican un individuo funcional:

1. Abierto a la experiencia

Personas que están abiertas a vivir experiencias y que aceptan todas sus emociones, ya sean positivas o negativas. Las personas altamente funcionales no niegan las emociones negativas, sino que aprenden a resolverlas.

2. Vida existencial

Estas son personas que dan sentido a su existencia, son activas y están en constante movimiento, viviendo, aprendiendo, existiendo. Estas personas se preocupan por vivir en el presente, mientras consideran el pasado o el futuro, pero aprovechan al máximo el momento presente.

3. Confía en los sentimientos

Estas personas confían en sus sentimientos, instintos y reacciones. Son personas seguras de sí mismas que valoran su capacidad para tomar decisiones y tomar las decisiones correctas.

4. Creatividad

Las personas que tienen un pensamiento creativo y se arriesgan actúan con creatividad e innovación para superar las crisis. Se trata de la capacidad de adaptarse a las situaciones y buscar nuevas experiencias.

5. Libertad experiencial

Una persona feliz y satisfecha siempre busca llenar su tiempo con nuevas experiencias y emociones con libertad y responsabilidad haciendo lo que le gusta y quiere.

Según Rogers, las personas que funcionan plenamente son equilibradas y viven de manera interesante, a menudo reconocidas como emprendedoras y motivadoras.

Humanismo y desarrollo de la personalidad

La teoría de la personalidad de Rogers se basa en el "yo" o autoconcepto, cuya definición es "el conjunto organizado de percepciones y creencias sobre uno mismo".

En psicología humanista, el "yo" es la personalidad interna, en comparación con el "alma" de la psicología de Freud.

Según Rogers, todas las personas buscan la congruencia, el equilibrio y la consistencia entre su propia imagen y su "yo ideal".

En el humanismo, el autoconcepto incluye tres elementos:

  • Autoestima: Es la evaluación individual de sí mismo y cómo valora sus características individuales.
  • Imagen propia: Cómo uno se ve y se describe a sí mismo. La autoimagen afecta la forma en que una persona piensa, siente y se comporta en el mundo.
  • Yo sueño Como a la persona le gustaría ser. Los conjuntos de valores, comportamientos y características que a una persona le gustaría tener. Son las ambiciones y metas que tiene un individuo.

Cuanto más cerca están el "yo ideal" y la autoimagen, más congruente es una persona y mayor es su valor sobre sí misma.

Incongruencia es cuando una de las partes es inaceptable, o la imagen de sí mismo se distorsiona, causando una discrepancia y, en consecuencia, un desequilibrio, ansiedad y angustia. Por ejemplo, si el "yo ideal" de un individuo es una persona activa que persigue sus objetivos, pero de hecho, lo que sucede en la vida y las experiencias de ese individuo es que actúa desinteresadamente y sin coraje, existe una discrepancia. Todas las personas experimentan incongruencia en cierta cantidad y en algún momento de su vida.

Según Rogers, queremos sentir, experimentar y comportarnos de manera coherente con nuestra propia imagen y que refleje nuestro "yo ideal".

Autocentralización y congruencia

Rogers dijo que la autorrealización ocurre cuando el individuo está en un estado de congruencia, es decir, cuando el "yo ideal" (como a uno le gustaría ser) es congruente con el comportamiento real (la propia imagen de uno mismo).

El objetivo de la terapia humanista es proponer confrontaciones y preguntas que lleven al individuo a reflexionar sobre su "yo ideal" y su propia imagen, buscando congruencia, ya que es el individuo quien tiene el control del proceso terapéutico. Por lo tanto, el psicoterapeuta debe poseer tres cualidades: congruencia, empatía y oferta consideración positiva incondicional.

La empatía se trata de ponerse en el lugar del cliente, ver las cosas como las ven y sentir cómo se sienten, y es importante comunicarles este proceso para que tengan confianza en el método. La consideración positiva incondicional se trata de recibir y aceptar a la persona como eres, mostrando respeto. Y finalmente, la congruencia es mantener la relación profesional con el cliente de una manera auténtica, para guiar a la persona en este proceso.

¿Te gustó el artículo? Sigue nuestro contenido suscribiéndose a nuestro boletín y reciba notificaciones e información sobre nuevas publicaciones del sitio en su correo electrónico.