Skip to content

 Pilates: 6 beneficios para su salud mental

13 Diciembre, 2019

Pilates es una práctica que combina el fortalecimiento del cuerpo y el cerebro. Creada a principios de la década de 1920 por el gimnasta alemán Joseph Pilates, la técnica llegó a Brasil en 1991.

Hoy el pilates se usa en todo el mundo. Ya sea para el desarrollo de la fuerza y ​​la flexibilidad, así como para mejorar el tono muscular y la postura.

Sin embargo, este ejercicio demuestra cada vez más beneficios no solo para el cuerpo. El bienestar emocional de los pilates pronto se puede realizar. Varios estudios e investigaciones ya han demostrado la influencia de los pilates en la salud mental de quienes lo practican.

Resultados comprobados de Pilates

Uno de estos estudios mostró que el ejercicio regular mejora la neurogénesis. Es decir, estimulan la producción de nuevas células cerebrales y crean protección para las células existentes. La región del hipocampo, responsable de la memoria y el aprendizaje, es donde los cambios son más notables.

En la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EE. UU.), Un grupo de investigadores concluyó que la función cerebral después de practicar actividades como Yoga o Pilates es significativamente mayor en comparación con las personas que han realizado algún tipo de ejercicio aeróbico.

Debido a una vida cada vez más agitada con una rutina tensa y caótica, las personas buscan cada vez más formas de aliviar su mente y cuerpo. Si la alternativa se encuentra en la unión de los dos, mejor.

Y ahí es donde el pilates encuentra su lugar y consigue más y más practicantes y verdaderos fanáticos del deporte, inspirados en los principios de la medicina tradicional china.

Para demostrar todo el potencial de Pilates, consulte este artículo para obtener una lista de los beneficios para la salud mental que el ejercicio puede aportar. ¡Buena lectura!

6 beneficios para la salud mental de Pilates

Más que un simple entrenamiento de desarrollo muscular y de fuerza, el pilates no solo esculpe tu cuerpo sino que también ayuda a "agudizar" tu mente. Ayuda a mejorar la concentración y desarrollar la capacidad de atención plena.

Por lo tanto, el método se enfoca en la integración entre la salud física y mental, haciendo que la persona aprenda y realice los movimientos sin prisas, adecuadamente y con la postura correcta. Y para eso, por lo tanto, uno debe aliviar el estrés y evitar las distracciones.

El resultado es una disminución significativa de las tensiones, que mejoran nuestro estado de ánimo y nuestro estado de ánimo, haciéndonos menos ansiosos y más equilibrados emocionalmente.

Entre los muchos puntos positivos de esta modalidad, separamos 6 beneficios vinculados directamente a la salud mental. ¡Compruébalo!

1. Pilates aumenta la capacidad de concentración

Los ejercicios de Pilates requieren que nos enfoquemos más en los movimientos que se realizan. Para lograr el resultado deseado, todo debe hacerse con cuidado para no errar en la postura y mantener el equilibrio.

Debido a esto, la concentración es uno de los seis principios básicos de esta técnica. Es decir, la mente debe controlar el cuerpo.

A medida que los ejercicios cambian y la práctica evoluciona, el estudiante necesita hacer frente de nuevo a su capacidad de concentrarse en el nuevo movimiento hasta que sea más fácil y más natural de realizar.

Luego surgen nuevos ejercicios con otros grados de dificultad, aumentando los desafíos y manteniendo la mente siempre enfocada.

Resultado: Pilates termina aplicando esta habilidad para mantener el enfoque y la concentración en otras áreas y momentos de la vida.

2. Entrena el cerebro y mejora la cognición

Con cada nueva actividad que aprendemos, se estimula una parte importante de nuestro cerebro, desarrollando una mayor aptitud y mejorando el sistema cognitivo.

Sin embargo, como la mayoría de las personas no tienen el tiempo o la condición para aprender cosas nuevas en todo momento, la solución puede ser practicar un tipo de actividad física que cambie constantemente, aumentando su grado de dificultad.

Esta es la razón por la cual el pilates tiene este efecto beneficioso de estimular el cerebro para el aprendizaje. No se convierte en un entrenamiento automatizado, como correr en una cinta de correr, por ejemplo.

3. Combatir el estrés y la ansiedad.

Los mayores enemigos de la salud mental hoy son la ansiedad y el estrés. Juntos pueden desencadenar enfermedades graves como depresión, obesidad y problemas cardíacos.

Las personas estresadas tienden a producir y liberar hormonas como la adrenalina y el cortisol en mayores cantidades. Esto acelera la respiración y la frecuencia cardíaca, aumentando la presión arterial. Sin mencionar que esto hace que los músculos se contraigan involuntariamente, causando mayor tensión y dolor constante.

Por lo tanto, practicar pilates también ayuda a prevenir y combatir el estrés y la ansiedad. Disminuye la producción desordenada de hormonas dañinas y ayuda en la producción de neurotransmisores beneficiosos, como las endorfinas, que brindan una sensación de bienestar.

Esta unión finalmente reduce los síntomas físicos y emocionales causados ​​por estos problemas. La concentración requerida durante la práctica es otra razón para mantener los problemas fuera de la mente y reducir el estrés.

4. Desarrolla conciencia corporal y autoestima.

El dominio sobre nuestro cuerpo solo es posible a través del dominio de la mente. Pilates requiere que nos concentremos y ejecutemos nuestros movimientos perfectamente, tanto para obtener resultados como para evitar lesiones, que son muy comunes en otras actividades físicas donde la mayoría de las personas desconocen sus propios límites.

Por lo tanto, durante la práctica de pilates, el alumno debe observar sus movimientos y comprender sus limitaciones, sabiendo que la evolución dependerá del tiempo y de cuánto se concentre su mente en el ejercicio.

Al igual que el yoga, el pilates aporta la percepción de la evolución y aumenta la autoestima mediante la superación. Los movimientos y las posturas que a menudo encontramos imposibles de hacer se logran con la constancia de esta actividad.

5. Calma y proporciona equilibrio emocional.

Al practicar ejercicios de respiración y atención plena sobre los mismos principios de atención plena, eliminamos la tensión y la ansiedad y damos paso a la calma y al equilibrio emocional a través de un intercambio casi instantáneo. Nuestra ansiedad viene en serenidad.

Por lo tanto, uno de los beneficios del pilates para nuestra salud mental es proporcionar un mejor equilibrio de las emociones. Por lo tanto, aprendemos a mantener la calma, enfocarnos y enfocarnos no solo durante el ejercicio sino también en otras situaciones cotidianas.

6. Estimula la creatividad.

El ejercicio físico y la atención plena ya han demostrado estimular nuestra creatividad. Al combinar ambos en el entrenamiento de pilates, los resultados son aún mejores.

Y todos sabemos que una mente abierta y creativa nos permite vivir nuevas experiencias y enfrentar los problemas y desafíos de una manera más madura y pacífica. ¡El resultado es una vida más plena, saludable y feliz!

Si todavía tenía dudas sobre qué tipo de actividad física practicar, el pilates podría ser una gran alternativa. ¡Pero no olvide que combinar ejercicio con terapia puede ser aún mejor!