Skip to content

 Psicoterapia de pareja: ¡cuando la relación necesita atención!

13 Diciembre, 2019
Psicoterapia de pareja

Ah la pasion! Sensación que promueve el frío en el vientre y el brillo en los ojos cuando se encuentra con el ser querido. Todo se vuelve más ligero cuando estás en compañía de aquellos que eligen compartir la vida. Pero a medida que avanza la experiencia, es natural que la pareja se sienta más cómoda siendo quienes realmente son.

Cuando la rutina se hace presente en las relaciones, la pasión da lugar a un ojo crítico hacia las características y comportamientos que antes no se expresaban ni percibían. La relación puede verse afectada, y si no se cuida, puede terminar la historia de amor.

Para que exista una relación sana, es necesario compartir reflexiones, respeto por las diferencias de posición y opinión. Sin embargo, estas reflexiones no siempre se pueden realizar.

Demandas como estas son recurrentes en una oficina de psicología. Pero, ¿cómo puede ayudar la psicoterapia? ¿Vamos a entender más sobre esto?

¿Qué es la psicoterapia de pareja?

Un Psicoterapia de pareja Es una de las posibilidades de desempeño de la Psicología Clínica. Las sesiones tienen lugar en un ambientación tratamiento adecuado, es decir, en un entorno libre de exposición e interrupciones externas.

Los servicios son realizados por un psicólogo con el objetivo de promover intervenciones de forma ética, confidencial, sin juicio moral, para que la pareja logre las respuestas deseadas para resolver las dificultades que enfrentan en sus vidas.

Cabe mencionar que para iniciar la psicoterapia de pareja, no necesariamente los involucrados deben estar casados ​​oficialmente. Se entiende unir todas las relaciones independientemente de una unión formal.

Psicoterapia de pareja

Con una postura acogedora e imparcial, el papel del profesional es ser el intermediario de la pareja, expandiendo las posibilidades de diálogos saludables, promoviendo reflexiones, ayudando a modificar viejos patrones de comportamiento que originaron conflictos, enfatizando el respeto y la reciprocidad en relación con el posicionamiento de la pareja. cada uno.

¿Cómo funciona la psicoterapia de pareja?

Las sesiones tienen lugar semanalmente y tienen una duración de 50 minutos, pero cabe destacar que la frecuencia semanal puede intensificarse si las partes acuerdan esta necesidad. Cuando la base del conflicto se identifica como intensa y arraigada durante años, las sesiones pueden ocurrir dos o más veces durante la misma semana.

Todas las reuniones tienen lugar al mismo tiempo y el mismo día de la semana. Respetar estas reglas de psicoterapia se entiende como el primer ejercicio terapéutico, ya que la mayoría de las parejas no tienen el tiempo, el hábito o la voluntad de experimentar 50 minutos por semana para hablar, reflexionar sobre los comportamientos y sentimientos causados ​​por la relación.

Algunos profesionales adoptan la postura de realizar la primera sesión individual, para que pueda comprender lo que sucede en la relación en su conjunto, conocer la dinámica psíquica de cada uno, así como las demandas individuales que enfrentan las dificultades que enfrenta la relación. Por ejemplo, es común notar que algunos comportamientos pueden verse como el centro del problema inicial, pero para la otra parte, este mismo comportamiento no justifica las crisis de la pareja.

Psicoterapia de pareja

Dinámica de sesión

Dependiendo de la dinámica de la pareja, el profesional también puede solicitar sesiones individuales durante la psicoterapia de la pareja. Por ejemplo, si una de las partes es dominante y no abre el discurso de la pareja, el profesional puede solicitar una sesión individual que enriquezca la próxima sesión de la pareja.

Al igual que en la psicoterapia individual, la psicoterapia de pareja requiere una participación activa, cabe destacar que el deseo de psicoterapia debe prevalecer para ambos. Los temas abordados durante la psicoterapia son todos los que se refieren a la relación entre la pareja, es decir, se pueden citar todos los temas, pero solo se abordarán aquellos relacionados con la queja inicial.

Más importantes que las sesiones semanales son las reflexiones de la pareja entre sesiones. Es común que el psicólogo sugiera actividades que se realizarán durante la semana, estos ejercicios pueden variar según la demanda de la pareja. Algunas actividades pueden llevarse a cabo en asociación, otras se sugieren con el propósito de una reflexión individual.

Vale la pena señalar que el profesional no tiene el poder de dictar lo que cada uno debe hacer, sino ejercer la importancia de las reflexiones entre la pareja. El terapeuta siempre será solo el facilitador y la pareja responsable de elegir y ejecutar los cambios de comportamiento.

No es posible especificar la cantidad exacta de sesiones que serán suficientes para resolver las quejas iniciales, dependerá principalmente del compromiso de la pareja de modificar patrones conflictivos y de la comprensión de la importancia de mejorar la dinámica de la convivencia.

¿Cuándo buscar psicoterapia de pareja?

Los desacuerdos y los conflictos pueden ocurrir con cualquier pareja, pero cuando la frecuencia aumenta, causar incomodidad, falta de respeto y la comunicación se vuelve complicada o inviable es extremadamente importante para cuidar la relación. Es decir, cuando la pareja se da cuenta de que ya no es posible resolver los conflictos juntos, es importante considerar comenzar el proceso de psicoterapia.

Sin embargo, la psicoterapia de pareja también puede ser exitosa cuando se realiza de manera preventiva, incluso antes del inicio de la crisis entre la pareja. Realizar psicoterapia de manera preventiva es promover el autoconocimiento y la sabiduría para vivir con los posibles conflictos diarios de la pareja. La psicoterapia preventiva ayuda principalmente a evitar el dolor, el resentimiento, los síntomas futuros de la pareja y de todos los involucrados en esta dinámica.

¿Cómo saber si es hora de comenzar la psicoterapia de pareja?

Cuando la pareja no está contenta con la dirección de la relación y se da cuenta de que es necesario un cambio, independientemente de si estos cambios conducen al reencuentro del amor o al deseo de divorciarse, es el momento ideal para comenzar la psicoterapia.

Cada relación es un universo de posibilidades, experiencias y fantasías. Para cada pareja, la necesidad de comenzar la psicoterapia puede tener diferentes razones, pero el objetivo de las sesiones siempre será la resolución de conflictos y la eliminación del sufrimiento.

Tan importante como pensar en la psicoterapia de pareja es estar disponible para hacer reflexiones individuales sobre problemas matrimoniales.

Tenga en cuenta que para el retorno del bienestar de la pareja también es necesario contribuir en su plan individual, es decir, estar disponible para hacer preguntas sobre sus propios comportamientos y comprender que ambos son responsables de la relación frágil.

Es importante destacar que la psicoterapia de pareja no es la solución para la separación, especialmente si la pareja buscó terapia después de años de incomodidad, dolor y abandono de las experiencias. Pero cuando la psicoterapia se inicia de manera preventiva, la relación se puede "salvar" incluso antes de que piensen en el divorcio.

Hay varios estímulos y situaciones que influyen en el progreso de la psicoterapia, por lo que los resultados dependen en gran medida de cómo las partes se apropien de las reflexiones que surjan de las sesiones.

¿Cuáles son las razones más frecuentes para buscar psicoterapia de pareja?

Hay una multitud de posibilidades que llevan a las parejas a la oficina de psicología, pero las parejas con dificultades para reajustar sus Cambios de relacion durante las diversas fases de la relación.

Transiciones del ciclo de relación:

Recién Casados: La conmoción de la vida diaria puede causar incomodidad en la relación, provocando discusiones. Se sugiere comenzar la psicoterapia preventiva de pareja incluso antes del matrimonio, para que la pareja tenga recursos para hacer frente a las adaptaciones necesarias para una buena relación diaria que enfrenta la nueva vida para dos.

Recién casados ​​pareja psicoterapia

Nacimiento de niños: La función materna y paterna puede hacer que la pareja se separe. La adaptación a este papel puede llevar algún tiempo, influyendo en la relación afectiva y sexual de la pareja.

Crianza de niños: Los desacuerdos sobre la crianza de los hijos también son causas frecuentes de discusiones que influyen en la vida afectiva de la pareja.

Niños saliendo de casa: el Síndrome de nido vacío trae la necesidad de reajustar la rutina de la pareja, en esta situación pueden encontrar un vacío no solo de la presencia de sus hijos, sino también por la falta de intimidad y experiencias entre la pareja. En esta fase, la psicoterapia de pareja es esencial para un reencuentro, acercamiento y reflexión sobre la importancia de permitirse vivir actividades dedicadas exclusivamente al interés de ambos.

Pareja psicoterapia del parto

Dentro de cada uno de los elementos anteriores hay una apertura para demandas distintas, que pueden o no estar asociadas con estas transiciones de ciclo, tales como:

  • Desinterés afectivo.

  • Desinterés sexual.

  • Insatisfacción con la relación en general.

  • Falta de admiración por la pareja.

  • Incompatibilidad de valores y planes.

  • Agresividad verbal o física.

  • Demasiado celoso.

  • Relación extramarital.

  • Dificultades para la comunicación.

  • Dificultades financieras

  • Dificultades de relación con las familias de origen.

Buscar ayuda en estas situaciones puede promover reflexiones importantes para resolver tales conflictos. ¡Permítete ir en busca de una relación más saludable!

Aline Lisboa, Oficina de Psicología Psicóloga Clínica de Lisis y responsable del blog. Psicología de lisis.