Skip to content

 Tipos de liderazgo: 5 estilos de liderazgo de equipo más comunes

25 Enero, 2020

Tipos de liderazgo no deberían ser calificados como mejores o peores. Cada estilo de liderazgo puede ser más o menos apropiado. Dependerá de los objetivos de la empresa, el área de negocio o de acuerdo con el perfil del equipo, pero todos tienen sus pros y sus contras.

Es cierto que algunos tipos de liderazgo son mejor considerados que otros. Pero ser un buen líder no se limita solo al estilo. También se caracteriza por habilidades naturales combinadas con un conjunto de estrategias para optimizar el rendimiento, tanto el propio como el del grupo.

Para comprender cómo las diferentes formas de liderazgo cumplen su función y por qué es importante reconocerlas, hemos preparado este artículo con los 5 estilos de liderazgo más comunes. ¡Sigue así!

Cómo los tipos de liderazgo influyen en el trabajo en equipo y por qué es importante reconocerlo

Antes de mostrar cuáles son los tipos de liderazgo más comunes, es importante saber por qué son importantes y cómo influyen en el desarrollo del grupo.

Vale la pena señalar que si está buscando un estilo o quiere cambiar su forma de actuar como líder, no necesariamente tiene que elegir entre uno y otro liderazgo. Al desarrollar sus habilidades de gestión, fusionar características de un tipo y otro puede ser una alternativa, ya que habrá diferentes procesos para realizar.

Sin mencionar que, dependiendo del objetivo de la compañía y las necesidades del equipo, los métodos de diferentes tipos de liderazgo pueden traer más o menos resultados, lo que también justifica la importancia de reconocerlos.

Además, el reconocimiento y la comprensión del propio estilo de liderazgo proporciona un mayor control de las situaciones, especialmente las adversas, y la conciencia de los límites.

Y debido a que el liderazgo de cada gerente a menudo está alineado con sus valores personales, creencias y habilidades naturales, identificar este patrón y valores les permite alinearse con la visión y los valores de la compañía, así como mejorar la relación interpersonal del equipo.

Después de todo, esta alineación de ideas y valores, o la falta de ellos, influye directamente en el desempeño de los colegas liderados y, en consecuencia, el progreso y el resultado del trabajo, ya sea un proyecto único o una actividad permanente.

Por lo tanto, cada enfoque entre los tipos de liderazgo proporcionará una línea de relación y creará una base para construir las estrategias necesarias para realizar las tareas. Sin esto, es más difícil identificar posibles mejoras y ajustes a realizar.

5 tipos de liderazgo más comunes

Veamos ahora los tipos de liderazgo más comunes y frecuentes en las organizaciones, identificando los pros y los contras de cada uno, y en qué situaciones se aplican de manera más adecuada. Compruébalo:

1. Liderazgo transformacional

El estilo de liderazgo transformacional, como su nombre lo indica, está relacionado con la iniciativa de cambio y transformación dentro de las organizaciones y grupos. Los líderes que siguen la línea de transformación son conocidos por motivar a los miembros del equipo a hacer más de lo que está determinado e incluso ir más allá de lo que creen que es posible.

Los grupos líderes en este estilo a menudo se enfrentan a expectativas más altas y más desafiantes, y a menudo son capaces de ofrecer un mayor rendimiento al líder debido al compromiso y la satisfacción en la realización de tareas.

Entre los muchos tipos de liderazgo, el estilo de líder transformacional es conocido por empoderar e inspirar a su equipo a innovar, siempre luchando por mejorar y transformar.

Las fortalezas de este estilo son la autonomía otorgada al equipo y el estímulo para pensar "fuera de la caja", lo que crea una relación de confianza y unidad en torno a un objetivo.

Sin embargo, en empresas donde existe una visión más tradicional y valora los procesos existentes, el liderazgo transformacional puede no ser bien aceptado.

2. Liderazgo transaccional

El liderazgo transaccional se refiere a un tipo de relación basada en el intercambio, como una transacción. Aquí el líder da instrucciones al equipo y, lo que sea que se devuelva, cada miembro será recompensado o castigado.

Este es uno de los tipos de liderazgo más simples y directos, donde los líderes informan la tarea, aclaran lo que se espera de los miembros del equipo y explican cómo se pueden cumplir las expectativas. Las recompensas se determinan en función del logro de los objetivos.

En este caso, existe una limitación de ideas innovadoras, que hace que el entorno sea rígido y aumenta la presión sobre los empleados. La creatividad tiende a ser sofocada, y el trabajo se realiza solo para cumplir con el deber y recibir la recompensa.

Sin embargo, el aspecto positivo del liderazgo transaccional radica en disminuir las dudas y la confusión, ya que las tareas se pasan con claridad y objetividad, así como con las expectativas. Además, el empleado siempre tendrá comentarios sobre su desempeño, ya sea bueno o malo.

3. Liderazgo autocrático

El líder autocrático espera que su equipo haga exactamente lo que se determina siguiendo procesos tradicionales y bien establecidos. Es un modelo de liderazgo más rígido, ampliamente utilizado en el comando militar.

El liderazgo autocrático es uno de los tipos de liderazgo de estilo autoritario donde el líder se centra en la eficiencia y el resultado. Esta forma de liderazgo es conocida por su rigidez y autonomía en la toma de decisiones, que a menudo se realiza de manera unilateral o como máximo entre un grupo pequeño y confiable.

A pesar de ser temido en los negocios, el liderazgo autocrático puede servir en organizaciones donde se deben respetar una serie de reglas y pautas, como la atención médica, la ley, etc. También puede ser útil para equipos de personal sin experiencia que necesitan una supervisión exhaustiva.

Sin embargo, es una forma de liderazgo que no abre la creatividad o la coautoría, lo que hace que los miembros del equipo tiendan a sentirse ignorados y restringidos.

4. Liderazgo de laissez-faire (o sin intervención)

Oponerse al estilo autocrático es el tipo de liderazgo. laissez-faire que consiste en delegar tareas al equipo con poca o ninguna supervisión, solo brindando las ideas, recursos y herramientas necesarias.

Este es a menudo uno de los tipos de liderazgo adoptados cuando los miembros del equipo tienen un alto nivel de experiencia, capacitación e inteligencia emocional.

De esta manera, el líder que trabaja en laissez-faire Puede concentrarse en otros proyectos y actividades, ya que no pasa gran parte de su tiempo administrando el equipo.

Sin embargo, los empleados que necesitan más motivación o que trabajan mejor bajo presión pueden experimentar una caída en la productividad. Al darle mucha libertad al equipo, existe la posibilidad de generar dudas sobre las expectativas y confusión del líder si no hay una organización interna.

Por otro lado, los equipos que desarrollan un trabajo innovador y creativo trabajan más motivados y confiados cuando existe esta independencia.

5. Liderazgo democrático

Podemos decir que el liderazgo democrático combina dos tipos opuestos de liderazgo: el autocrático y el Laissez-Faire. También llamado estilo de liderazgo participativo, el tipo democrático de líder es aquel que consulta y solicita información del equipo, considerando la retroalimentación del grupo, antes de tomar decisiones.

Por lo tanto, a pesar de tomar decisiones y delegar funciones de una manera más objetiva, esperando resultados muy específicos, el líder democrático da voz a los empleados y promueve un espacio para la participación.

De esta manera, el equipo considera que sus contribuciones son una parte importante del proceso, generando mayores niveles de compromiso y creando un ambiente de trabajo más satisfactorio.

Las organizaciones que se centran en tecnología e innovación dan la bienvenida al liderazgo democrático, ya que este estilo proporciona debate y participación.

Sin embargo, las estadísticas sobre el desarrollo organizacional muestran que este es uno de los tipos preferidos de liderazgo en diferentes áreas, ya que implica competencia, creatividad, responsabilidad, inteligencia y equidad entre el grupo.

¿Cómo desarrollar un estilo de liderazgo que conduzca al éxito?

Se puede decir que las habilidades necesarias para ser un gran líder corporativo deben ser reevaluados. En esencia, se necesita un cambio de paradigma para hacer frente a "Mundo VUCA". Este término, tomado del inglés, se usa para describir cuatro características sorprendentes del momento en que vivimos: volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad.

En un escenario siempre cambiante, los ejecutivos y gerentes deben mejorar rápidamente su estilo de gestión mediante la adopción de herramientas como el coaching ejecutivo y la psicoterapia. En la era digital, la naturaleza misma del trabajo está cambiando y la forma en que trabaja también está cambiando. Los empleados están más dispersos, el oficina en casa Se está volviendo más la norma, y ​​la noción tradicional de nueve a cinco empleos se está volviendo cada vez más anticuada.

Estos factores, entre muchos otros, contribuyen al estrés que se ha vuelto más frecuente en el lugar de trabajo moderno.

Las herramientas llevan a los líderes al más alto nivel

Hoy en día, es crucial que los niveles C, directores y gerentes superiores utilicen herramientas de capacitación y psicoterapia para establecer una base para lo que el fundador de LinkedIn, Reid Hoffman, ha definido como esencial para la relación empleador-empleado. Al establecer una base de confianza a través de la apertura y la transparencia, se puede formar una nueva alianza. Redefine la naturaleza misma del liderazgo que considera la necesidad de ambos lados y enfatiza el poder que puede aportar este estilo de gestión.

Utilizando el coaching y la psicoterapia como modelo para un nuevo estilo de gestión, una de las áreas más críticas que debe implementarse es el poder de la empatía. El liderazgo exitoso en la era digital debe ver la empatía como un instrumento. Es el pegamento que puede ayudar al personal de muchas maneras a generar confianza en los empleados, promover la satisfacción laboral personal y promover la lealtad corporativa. Y, en consecuencia, ¡aumente la productividad, el compromiso y el éxito!

¿Puedes identificar tu estilo de liderazgo o ya sabes qué tipo tiene más que ver con tus valores y habilidades? ¡Luego comparta el artículo en las redes sociales para que más personas conozcan los tipos de liderazgo!

Si desea obtener más información sobre nuestros servicios comerciales, Haga clic aquí y programe una reunión con nuestro equipo!